Editoriales de "VOZ OBRERA"

Print
Diciembre 2004

Los artÃculos que vienen a continuación son una selección de los editoriales de los boletÃnes de empresa VOZ OBRERA que los militantes de nuestra corriente realizamos desde hace años con un grupo de trabajadores del Ayuntamiento de Sevilla, de Tussam y de Correo que pretende difundir las ideas comunistas revolucionarias entre los trabajadores y ser portavoz de los problemas y preocupaciones de éstos.

Con la iglesia hemos "dao"

En los últimos meses se oye hablar a miembros de la Iglesia católica de una "persecución" por parte del gobierno. El detonante ha sido la decisión del PSOE de no evaluar como asignatura la Religión, la ley que permite a las parejas homosexuales casarse, una vez más la ley del aborto, etc. La Iglesia está recogiendo firmas contra la eutanasia, el aborto, y por la obligatoriedad de la religión. Quiere convocar manifestaciones ante tal "persecución".

Es de sentido común que la religión es asunto de la conciencia de cada persona y todavÃa no se han enterado los obispos de esto. Siguen pensando en imponernos a todos sus creencias a la fuerza, como están acostumbrados. Este pataleo de la Iglesia más bien parece una campaña para llamar la atención.

Sin embargo la situación de la Iglesia con el actual gobierno no ha empeorado, y no ha menguado sus bolsillos. Todo lo contrario. LaIglesia sigue siendo subvencionada con miles de millones de euros del dinero de todos, porque sus feligreses no la financian. Un Estado que se dice democrático y aconfesional dedica gran parte de sus impuestos a subvencionar la enseñanza concertada eclesiástica, a mantener el patrimonio artÃstico de la iglesia, etc.

¿Cómo seguir sosteniendo a una Iglesia que en las peores crisis de la sociedad siempre ha elegido el campo de la reacción, el oscurantismo, el freno a todo tipo de progreso y el apoyo, incluso, a las dictaduras o a los peores regÃmenes polÃticos? La Iglesia católica es un poder al servicio de los ricos. Y ya es hora de separar de una vez los religioso de lo civil y que empiece a ser la religión un asunto de la conciencia de cada cual y no una obligación.

22 de noviembre de 2004

Bush reelegido presidente de los ricos

Bush ha sido reelegido presidente en unas elecciones dónde se ha destacado la participación del 60% de la población. Estas elecciones han sido presentadas por muchos medios como "históricas". Nada más lejos de la realidad. Era necesario darles a los electores estadounidenses la ilusión de que su destino lo tenÃan entre sus manos y de que la polÃtica de su paÃs dependÃa de sus papeletas.

Pero ¿se puede imaginar que la burguesÃa norteamericana, la más potente del mundo, que los trusts industriales y financieros que dominan el paÃs y finalmente el mundo entero, se jueguen el porvenir en un lance electoral? El suspense de esta carrera sólo estaba en el nombre del caballo, no en el de los propietarios, pues la polÃtica que harán será la que exijan los trusts de la industria y de las finanzas que, allà como aquÃ, dominan la economÃa y la sociedad.

Que fuese Kerry o Bush presidente, no cambiarÃa el hecho de que dentro de ese paÃs, a pesar de ser el más rico del mundo, millones de personas viven en la pobreza, ni tampoco el hecho de que caer enfermo puede ser una catástrofe para una familia de trabajadores. Bush ha favorecido sin vergüenza alguna a los más ricos pero el demócrata Clinton, que lo precedió, hizo lo mismo.

Estados Unidos representa lo mejor que tiene para ofrecer a la humanidad la sociedad capitalista. Pero esto es, en el plano económico, una inmensa concentración de riquezas entre unas pocas manos y la pobreza para muchos. Y en el plano polÃtico, es esta democracia en la que los electores tienen derecho a votarle a quien quieren pues, de todas maneras, no pueden votarle más que a un representante de los ricos.

8 de noviembre de 2004

¿La legalización de la inmigración? ¡ Legalización de la explotación !

Se ha firmado un pacto entre sindicatos, patronal y gobierno, para legalizar los inmigrantes que ya están trabajando. Desde hace unas décadas miles de inmigrantes llegan a nuestro paÃs. Buscan un medio de subsistir, huyendo del hambre, la miseria y las guerras.

Tal es su desesperación que son capaces de jugarse la vida y por ello miles han muerto cruzando el Estrecho. Y como no, han llegado también los problemas. Hay trabajadores que los ven como competidores, que quitan trabajo, la derecha los ve como delincuentes en potencia, la extrema derecha alimenta el racismo y su expulsión y otros sectores se compadecen de su situación e intentan ayudarles.

Sin embargo el problema de la inmigración es un problema causado por los capitalistas. Los sectores capitalistas necesitan mano de obra barata. ¿Quién se va a la fresa por 20 o 30 euros al dÃa, pudiendo subsistir con

otros medios? Sólo aquellos que la necesidad les obliga y estos son los inmigrantes.

La gran patronal de la construcción, del campo, de los servicios, necesita esta mano de obra barata y les viene de dulce, pues en pocos años han ganado millones con esta mano de obra, como es el caso del Ejido - con la mayor concentración de bancos y puticlubs de España-. Hay unos 800.000 irregulares explotados y hasta 2,5 millones con papeles. La patronal ya ha conseguido lo que necesita tener, una masa de obreros baratos que presiona al resto a la precariedad y a los salarios bajos. Por eso su parcial legalización lo único que hace es legalizar la explotación. Pero a pesar de ello nos puede facilitar la unión, para hacer una piña contra los piojos, que nos chupan la sangre para ganar millones.

8 de noviembre de 2004

Accidentes laborales: ¡Basta ya!

Casi 3 trabajadores al dÃa pierden la vida en sus puestos de trabajo. Entre enero y junio han muerto 465 trabajadores, la mayor parte de ellos de la construcción; sigue el sector servicios, la industria y la agricultura. AndalucÃa es una de las comunidades que sale peor parada, contando hasta la fecha, con 47 trabajadores muertos.

Y si hablamos de accidentes laborales hay que decir que España es el paÃs europeo con la cifra más alta, que casi duplica la media comunitaria. Se han duplicado en 10 años. En 1993 fueron 967.000 y en el 2002 superaron 1. 800.000. Los accidentes de trabajo con baja hasta el mes de junio han sido este año de 420.794.

La semana pasada acaba de celebrarse la Semana Europea para la Seguridad y la Salud, una semana de "reflexión" sobre el problema por parte de todas las partes implicadas en el sector de la construcción. Lo cual está muy bien, pero no bastan las palabras. Las causas de los accidentes de trabajo son claras y en última instancia se reducen a una: el dinero. Por él se subcontrata, se trabaja a destajo, se escamotean arnés y otros medios de protección, se trabaja en precario, etc.

Hay jueces que lo tienen muy claro: la culpa es del trabajador. Varias sentencias avalan esta postura inhumana y criminal. Se dice que hay trabajadores imprudentes, pero el fondo del problema no es la imprudencia. Es la explotación empresarial que no duda en poner en juego vidas humanas para obtener el máximo beneficio posible. Por ello no será la "reflexión" la que les obligue a no imponer los destajos, las largas jornadas laborales, etc, sino la presión de todos los trabajadores y sus familias, de toda la sociedad, que sufre el coste de los accidentes laborales mientras que el empresariado se lleva los beneficios a costa de la sangre obrera.

26 de octubre de 2004

Zapatero en la ONU

El pasado martes el presidente del gobierno realizó su primer discurso en la ONU. El lunes 20, con Lula de Brasil, Chirac de Francia y otros paÃses acordaron un plan para erradicar el hambre de nuestro planeta.

De los 6.000 millones de personas que habitamos la tierra 2.800 están en la extrema pobreza o se mueren literalmente de hambre. Calcula la ONU que para reducir a la mitad el número de pobres, en 10 años, se necesitan 50.000 millones de $.

Para recaudar ese dinero, los firmantes del plan, acordaron un impuesto a la venta de armas y otro a las transacciones internacionales de capital. En realidad estas medidas, si los paÃses ricos las aceptan, no serán más que una gota de agua en el océano de la miseria. Si dividimos los 50.000 millones entre los pobres cabrÃan a 18$ anuales, es decir ¡0,05 $ por dÃa! ¡0,06 euros!

Las grandes empresas multinacionales y los gobiernos ricos organizan guerras por el petróleo o por las materias primas, esclavizan a trabajadores del tercer mundo, y la riqueza producida por millones de hombres es acumulada en los bancos de los accionistas de las empresas americanas, japonesas o europeas. Si la tercera parte de la humanidad está hambrienta se debe al sistema económico imperialista.

Por ejemplo: en Sudán hay una guerra entre islamistas del gobierno y las tribus negras del sur. Estados Unidos impuso un ultimátum al gobierno islamista y Francia ha intervenido militarmente para separar a los contendientes.

Pero detrás de estas intervenciones "humanitarias" están los intereses por el petróleo sudanés. ¡Ya ha habido 30.000 muertos y 1 millón de refugiados hambrientos!

En Brasil hay - según la OIT- 560.000 niños en esclavitud. La tierra sigue en manos de los grandes terratenientes y el programa contra el hambre ha sido reducido.

Y Zapatero en su discurso en la ONU ha propuesto el diálogo entre civilizaciones para combatir los males de la humanidad. Es el "diálogo", algo a lo que nos tiene acostumbrado aquÃ. Pero cada vez que tiene que enfrentarse con problemas obreros da una de cal y otra de arena. Y ya no valen discursos y buenas intenciones. Son necesarios hechos. Saca las tropas de Irak para mandarlas a Afganistán. Se le llena la boca diciendo que astilleros no se cierra y sin embargo sigue el gobierno con la idea de privatizar y dividir los astilleros públicos.

Evidentemente hay ciertas diferencias con Aznar y más cuando éste vuelve a la Enciclopedia Ã?lvarez del franquismo para culpar a los "moros" de querer volver a invadirnos con el terrorismo. Pero en la polÃtica económica llevan la misma pauta. Están empezando con la privatización de Astilleros y ya se habla de RENFE, y de la Sanidad.

Parece que la lucha obrera ha parado la privatización de Izar. Por eso los trabajadores no podemos confiar más que en nosotros mismos. Es nuestra lucha la única garantÃa de poder mantener nuestro trabajo y mejorar nuestras condiciones de vida.

Entonces, ¿Qué han hecho esos lÃderes "humanitarios" para resolver estos problemas? Nada. Vienen a hacerse la foto, pura hipocresÃa.

¡Ya está bien de demagogia! Se está con los trabajadores y los pobres, o con el capital.

27 de septiembre de 2004

¡Astilleros: no se cierra!

El futuro de los Astilleros sigue en entredicho, tras los planes del gobierno de dividir la actividad militar de la civil, privatizando ésta última o cerrando las factorÃas consideradas "no productivas", entre éstas, la de Sevilla y la de San Fernando.

Para ello se justifican fundamentalmente en los 4 expedientes europeos que están en trámite para obligar a devolver 1.186 millones de euros que se concedieron como ayudas en tiempos del PP, y que ahora han resultado "ilegales".

Mientras el futuro de unos 20.000 trabajadores, directos e indirectos, está en juego, PSOE y PP se centran en tratar de demostrar la culpabilidad del contrario. Los socialistas, por su parte, han utilizado electoralmente el problema de los trabajadores de Astilleros; su oportunismo explica claramente que al final están al servicio de los intereses del capital que buscan comprar a bajo precio parte de las factorÃas navales.

Por supuesto los trabajadores de todos los astilleros españoles rechazan estos planes pues ven el principio de una privatización total de la empresa. Argumentan además el cinismo de los polÃticos al hablar de privatización, aunque fuese mÃnima, pues si el futuro de los astilleros no fuese viable ¿qué empresario iba a invertir en una empresa sin futuro?

Es la lógica capitalista del beneficio la que lleva a su cierre tal como ocurre enTabacalera y en otras empresas. Mientras que el Estado subvenciona con miles de millones a la patronal, impide mantener estas factorÃas. La lucha de los trabajadores de Izar es también la nuestra. Y para ello hay que buscar unir las luchas dispersas para obligar al gobierno a mantener los puestos de trabajo y a no cerrar empresas.

13 de septiembre de 2004

Esta barbarie que también nos atañe a nosotros

Centenares de niños muertos tras la horrible matanza en una escuela de Osetia, en el sur de Rusia. Ante el horror de las imágenes resulta difÃcil determinar quiénes son los más asesinos: si los secuestradores o las fuerzas especiales rusas.

Asesinos, son los miembros del comando de secuestradores. Como todos los que se valen de métodos terroristas, sea cual sea el pretexto. Pero los comandos del ejército ruso que intervinieron, pretendiendo hacerlo para salvar a los rehenes, no son mejores. A pesar de que las autoridades rusas mienten sobre los hechos, parece que los militares rusos querÃan cargarse a sus adversarios chechenos, sin preocuparse en absoluto por los niños encerrados.

Para explicar la aparición, en Chechenia, de terroristas, hay que saber que hay una represión rusa criminal. La guerra que lleva Rusia en Chechenia es una guerra infame, por el petróleo. Los dirigentes rusos la llevan con la complicidad del mundo imperialista, al que dicen civilizado. ¿Cómo sorprenderse ante la complicidad con Putin de un George Bush que también está llevando otra guerra infame en Irak?

¿Cómo quedarse sorprendido frente a la complicidad de nuestros propios dirigentes? ¿Cómo no indignarse al ver que todos los gobiernos occidentales ni siquiera cuestionan los métodos de Putin? La guerra de Chechenia no es ni más ni menos infame que la guerra de Irak.

Centenares de niños han pagado con la vida la acción de las bandas armadas terroristas chechenas, pero también la polÃtica de sus propios dirigentes. La represión rusa de respuesta y los atentados chechenos, abrirán una zanja sangrienta, cada vez más profunda, entre unos pueblos que viven mezclados en la misma región y cuya vida está hecha, para todos ellos, de la misma pobreza.

13 de septiembre de 2004