Última hora: el engaño de Reforma Laboral se aprueba con votos de la derecha

Print
11 de febrero de 2022

El maquillaje a la RL de Rajoy presentada por el gobierno de PSOE y Unidas Podemos se ha aprobado con los votos a favor de parte de la derecha. Ciudadanos, y PDeCAT, la antigua Convergencia de Pujol es decir la derecha catalanista, han votado a favor de la “nueva” ley. Pero las votaciones no han estado exentas del ridículo. Un diputado del PP se equivocó y dio el voto a favor y los votos de los dos diputados de la derecha navarra, UPN, que estaba pactado que votaran a favor, rompieron el acuerdo votando en contra. Todo ello con la equivocación de la presidenta del Congreso que dio por rechazada la ley para después retractarse y aprobarla.

Esto indica mejor que nada lo que hemos analizado en otros artículos sobre la Reforma. Cuando la derecha apoya la “no derogación” de la ley de Rajoy demuestra que, más allá de los cálculos politiqueros y electoralistas, en lo sustancial ha quedado incólume la legislación antiobrera del PP.
Bildu, PNV y Esquerra Republicana de Cataluña le han negado el apoyo. Sus razones son conocidas: quieren la prevalencia de los convenios autonómicos sobre los demás. Además añaden Bildu y ERC que la reforma de Rajoy no ha sido derogada y el despido ha quedado igual.*

Por muchos artículos y propaganda a favor en los medios, el hecho real e incontrovertible es que la precariedad laboral no va a decaer por esta “nueva” legislación laboral. En primer lugar porque el capitalismo para funcionar en momentos de crisis necesita bajar los salarios para aumentar los beneficios, puesto que el sistema no funciona sin beneficios. En segundo lugar porque es el despido a la carta para la patronal el mecanismo legal para deshacerse de la mano de obra cuando lo necesite. Haya contratos más o menos indefinidos, más o menos temporales, llámese fijos discontinuos o de otra forma, si el despido es casi gratuito: la patronal contenta. Y en tercer lugar solo la lucha obrera ha impuesto derechos y frenado a la patronal en sus ataques. Señores es el capitalismo.

El “papelón” de Yolanda Díaz y toda su cohorte de Podemos en el gobierno es palpable. Rebajarse de la forma que lo han hecho ante la patronal, engañar a la gente vendiendo lo pactado como cambios importantísimos a favor de los derechos de los trabajadores, es impresentable y un insulto a la inteligencia. Otra vez más se muestra el “papelón” del reformismo de la izquierda: querer entrar en el gobierno y en el parlamento para cambiar el mundo, para después adaptarse a la patronal y la burguesía. Otra vez el engaño y la desilusión, recordemos: Carrillo en la Transición, Felipe en los 80 y ahora Iglesias y Yolanda Díaz.

Una vez más decimos que la verdad es revolucionaria: la democracia burguesa está en manos de los capitalistas. El poder no está en el gobierno y sus ministerios, ni en el parlamento. El poder real está en el capital que tiene en sus manos los medios de producción y el dinero. Contra esta situación sólo hay un camino, mostrar la realidad de la clase trabajadora que es la única imprescindible porque hace que la sociedad funcione y esto se demuestra con la solidaridad y la lucha obrera. Es el único camino.