EE. UE.: Las sesiones sobre la insurrección del 6 de enero, una distracción más

Print
Julio - Agosto de 2022

Mientras que Fox News y otros todavía tratan de defender a Trump, los canales de noticias dominados por los demócratas están llenos de cobertura de las audiencias del Comité de la Cámara de Representantes.

El comité selecto de la Cámara de Representantes investiga la insurrección del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos.

Los demócratas ni siquiera pretenden que Trump sea procesado por alguna de sus acciones. Sólo quieren impedir su regreso a la Casa Blanca. Bueno, está bien, pero ahora hemos tenido casi dos años de Biden en el cargo, ¡y todos nuestros problemas siguen empeorando!

¿Dónde están las audiencias para abordar el aumento de los precios de la gasolina y los alimentos? ¿Dónde están las audiencias para abordar el vaciado de los planes personales y de pensiones causado por la caída del mercado de valores? ¿O para abordar la caída de los salarios de los trabajadores causada por la inflación galopante? ¿O para afrontar de verdad la pandemia, que sigue perjudicando a un público mal atendido por un sistema sanitario inadecuado?

Lo único que nos ofrecen las elecciones es un cambio entre demócratas y republicanos, mientras que los problemas a los que se enfrentan los trabajadores nunca se abordan. Lo único que ofrece a los trabajadores el partido que está fuera del poder es la posibilidad de votarles para que lleguen al poder en las siguientes elecciones, y luego nada cambia, y el ciclo se invierte, repitiéndose una y otra vez.

Muchos trabajadores han llegado a comprender que votar para sustituir a un partido por otro no hace nada en absoluto por la población trabajadora. De hecho, la mayoría de los trabajadores ya no votan en las elecciones.

Pero, aun así, la mayoría de los trabajadores sienten que los políticos elegidos deben representarnos, deben arreglar alguna maldita cosa, y no sólo las carreteras. Pero adivinen qué. No lo harán. Porque todos estos políticos de los demócratas y republicanos trabajan dentro de partidos que ponen los beneficios de los capitalistas en primer lugar. Incluso los políticos que parecen más preocupados, al final se pliegan al capitalismo y a los grandes empresarios y bancos porque “así funciona el sistema”. Por mucho que les pese, representan a la clase capitalista y su trabajo es proteger el sistema que prioriza los beneficios de los ricos a costa de nuestras vidas y medios de vida.

En esta economía caótica, a los trabajadores se les trata de forma injusta e inhumana. Todas las supuestas soluciones que los empresarios y los banqueros han ideado para el desastre que han creado no hacen más que empeorar las cosas.

¿Inflación? Su solución es ahogar la economía subiendo los tipos de interés y lanzándonos conscientemente a una recesión. Dicen: “Oh, bueno, habrá despidos debido a la sobreproducción, habrá miseria, pero oh, bueno”.

Los ahorros para la jubilación están siendo golpeados mientras los multimillonarios maniobran en el mercado de valores y en el de bonos y juegan en el mercado para conseguir el mejor negocio- ¡para ellos! Muchos trabajadores no tienen pensiones hoy en día, sino sólo una cuenta de pensión personal de contribución definida patrocinada por el empleador, conocida como 401(k), o IRAs. Pero ahora, todos estos fondos se están hundiendo, hundiéndose con los planes de los multimillonarios de Wall Street para proteger, no tu futuro, ¡sino sus beneficios!

Los principales indicadores de una supuesta “economía sana” están en el fondo del pozo. La construcción de viviendas ha bajado: los precios de la vivienda se han disparado. ¿Y los coches? Olvídate de ese coche nuevo que querías comprar. Están poniendo los precios de los coches fuera del alcance de los trabajadores de a pie, de modo que hoy en día, un coche usado cuesta lo que uno nuevo.

Por último, pero no menos importante, la inflación actual nos está robando. Olvídate de comprar un coche: no podemos ni llenar el depósito de gasolina. Y mientras los precios se disparan, los salarios se estancan. Los trabajadores, que ya están endeudados, se verán aún más presionados. La deuda que ya tenemos costará cuotas mensuales cada vez más altas.

¿Esperar a un político? ¿Esperar a las elecciones de noviembre? ¿Cambiar un demócrata por un republicano? ¡No tenemos tiempo para eso! La única manera de salir de este lío es que los trabajadores se organicen y luchen.

La clase obrera está en posición de forzar cambios en los planes de los patrones. Estamos en el centro de la producción. Hacemos el trabajo para que todo funcione, y podemos usar nuestro poder para hacer que todo se detenga.

Tenemos el poder de imponer nuestras propias soluciones a la patronal. Necesitamos contrataciones masivas, para que todos los que necesitan y quieren un trabajo puedan tenerlo. Necesitamos buenos salarios, y que esos salarios suban cada vez que suban los precios. Necesitamos condiciones de trabajo decentes, y una edad de jubilación humana Y una renta de jubilación. Necesitamos una asistencia sanitaria decente para todos. Y mucho, mucho más.

Y si los jefes no quieren estar de acuerdo, ¡que se vayan! ¡Que se vayan! ¡Y que se jodan los bancos! Si dan un paso más para empobrecer a la mayoría de la población, pueden ser “revocados “; puestos bajo una nueva dirección por organizaciones de la clase obrera.
La clase obrera tiene el poder de tomar el control de esta sociedad y construir un sistema que sirva a la población trabajadora y que los propios trabajadores controlen. Pero sólo cuando nos organicemos y luchemos juntos, rechazando no sólo a un político u otro, sino al sistema capitalista en su conjunto y a sus partidos políticos.

Traducido de the-spark.net