Marruecos: la represión continúa

إطبع
31 de diciembre de 2019

El sábado 28 de diciembre se celebraron manifestaciones en Rabat y Casablanca para denunciar la detención de un periodista, acusado de tuitear que denunciaba la represión de los participantes en el movimiento de protesta del Rif.

Este movimiento rebelde contra la mala vida, que incendió la región del Rif en 2016 y 2017, fue duramente reprimido, con penas de hasta 20 años de prisión para sus líderes, que sólo reclamaban un hospital, una universidad, trabajo.

La represión continúa contra todos los que se atreven a solidarizarse.

El periodista Omar Radi se enfrenta a un año de prisión por desacato al juez, porque escribió en un tweet sobre el veredicto de un juez contra los manifestantes del Rif: «Ni olvido ni perdón con estos funcionarios sin dignidad. » Unos días antes, un joven fue condenado a cuatro años de prisión por «ofensa al rey», un estudiante de secundaria fue condenado a tres años por publicar en Facebook.

Esto no impide que ministros y jefes de Estado europeos vayan a dorar la píldora en Marrakech, en el país de su amigo el rey.