HSBC: supresión de empleos por unos miles de millones de más

Εκτύπωση
24 de febrero de 2020

El gigante bancario británico HSBC ha anunciado la supresión de 35.000 puestos a lo largo de tres años. Por tanto, la plantilla pasaría de 235.000 a 200.000. De este modo, pretende mejorar su rentabilidad a expensas de los trabajadores, en particular cerrando alrededor de un tercio de sus 224 sucursales.

Ya en 2015, HSBC anunció que se separaba de unos 50.000 empleados en el marco de un plan de reestructuración a escala mundial. El mayor banco de activos de Europa explica estos drásticos ahorros por la caída de un tercio de su beneficio imponible en 2019, a 13.350 millones de dólares (12.320 millones de euros). Eso no sería suficiente para los accionistas que, según el diario Le Figaro, esperaban 20.03 miles de millones.

Los argumentos esgrimidos por los dirigentes de este banco, fundado en Hong Kong en 1865, para justificar estos recortes claros son numerosos. Van desde las consecuencias del Brexit hasta las del coronavirus, pasando por las tensiones comerciales entre China y los Estados Unidos, o incluso las manifestaciones en Hong Kong, antigua colonia británica.

Como todas las empresas capitalistas, el imperativo es la rentabilidad. HSBC France, el antiguo CCF, que emplea a un total de 8.000 personas en Francia, podría venderse porque «su actividad bancaria minorista es pequeña y sus beneficios limitados», comentaba un especialista en inversiones.

Decenas de miles de empleos suprimidos para que los accionistas obtengan más dividendos: HSBC es la imagen de un sistema capitalista aberrante.

LUTTE OUVRIERE