Thyssen: los accionistas mantienen una moral de acero

Print
30 de marzo de 2020

El conglomerado ThyssenKrupp reducirá 3.000 puestos de trabajo para 2026 en su industria siderúrgica basada al 100% en Alemania. El objetivo declarado: recuperar su “competitividad"; frente a los competidores.

La dirección del grupo promete que así podrá reinvertir cientos de millones de euros en la modernización de su producción de acero, y que la operación se llevará a cabo sin despidos.

Además, la crisis del coronavirus está dando lugar a recortes salariales antes de la destrucción neta de puestos de trabajo: las noticias son malas para los trabajadores alemanes, pero claramente no para los accionistas. ¡Las acciones de Thyssen subieron un 22% al día siguiente del anuncio!